"...He visto más cosas de las que recuerdo, y recuerdo más cosas de las que he visto..."

Este no pretende ser un blog de viaje pero, sin embargo, es la consecuencia, o la razón, de un viaje soñado, que me permitió coleccionar una gran cantidad de fotos, información, leyendas y testimonios que consideré apropiados para compartir con otros que, como yo, adoren las maravillas que atesora este país: Italia.

Espero que lo disfruten:

BENVENUTI - ¡ BIENVENIDOS A MI BLOG ! - WELCOME

domingo, 25 de noviembre de 2012

Verdi, siempre Verdi

Verdi, sempre Verdi en el corazón de Italia. ¡Un poco de música para amenizar!


Trama de Rigoletto
Ópera en III Actos de Giuseppe Verdi:

Un duque que gobierna Mantua se dedica entre otros menesteres a seducir y abusar de cuantas mujeres le place, aunque para ello haya de matar a padres o maridos. Rigoletto será su bufón, a la vez que cómplice y partícipe en todas estas historias, al ser un tipo parecido al duque. Sin embargo, el bufón tiene una vida paralela en donde es un amantísimo padre de una hija secreta. Sus fechorías le conducirán (sin darse cuenta) al rapto de su propia hija y a la complicidad de su posterior muerte. Con lo que de alguna forma se cumple, o al menos el bufón lo cree así, la maldición que el conde de Monterone le ha realizado al burlarse y participar de su desdicha.

A continuación, uno de los más bellos “quartettos” concebidos para una ópera es el que desarrolla en el 3er. Acto de Rigoletto, “Bella figlia del amore”, cuando Rigoletto lleva a Gilda a la posada de Sparafucile para que vea con sus propios ojos la clase de hombre que es el Duque, quien acude a encontrarse con Magdalena, la hermana de Sparafucile. Pero, a pesar de ver como el Duque flirtea con Maddalena, Gilda mantiene inquebrantable su amor por él. Rigoletto ordena a su hija, entonces, que regrese a casa, para ponerse ropas de hombre y preparse para un viaje a Verona.

Una versión para disfrutar, con Ana Netrebko como Gilda.

 

“...Bella figlia dell'amore,
schiavo son de'vezzi tuoi;
con un detto, un detto sol tu puoi
le mie pene, le mie pene consolar.
Vieni e senti del mio core
il frequente palpitar.
Con un detto, un detto sol tu puoi
le mie pene, le mie pene consolar.”

***
(“…Hija hermosa de amor,
Yo soy esclavo de tus encantos;
con un dicho, un dicho que sólo puede
mis penas, mis penas consolar.
Ven y siente mi corazón
el temblor frecuente.
Con un dicho, un dicho que sólo puede
mis penas, mis penas consolar. ")

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada