"...He visto más cosas de las que recuerdo, y recuerdo más cosas de las que he visto..."

Este no pretende ser un blog de viaje pero, sin embargo, es la consecuencia, o la razón, de un viaje soñado, que me permitió coleccionar una gran cantidad de fotos, información, leyendas y testimonios que consideré apropiados para compartir con otros que, como yo, adoren las maravillas que atesora este país: Italia.

Espero que lo disfruten:

BENVENUTI - ¡ BIENVENIDOS A MI BLOG ! - WELCOME

lunes, 31 de octubre de 2016

Siena

La deslumbrante ciudad toscana

Parte III viene de Parte I y Parte II


¿Quién fue Santa Caterina di Siena?

Santa Caterina de Siena


Santa Caterina de Siena es la patrona de Siena y de Italia (junto con San Francisco de Asís), y Patrona de Europa, junto con Santa Brígida de Suecia y Santa Teresa Benedicta de la Cruz (nombrada en 1999 por el Papa Juan Pablo II). 
También fue la primera mujer, junto con Santa Teresa de Jesús, en haber obtenido el título de Doctora de la Iglesia Universal, que la Iglesia ha atribuido hasta ahora a sólo 33 personas en reconocimiento de sus reflexiones teológicas. 
Ya en 1461 Santa Catalina de Siena fue canonizada por el Papa Pío II, y en 1866 fue declarada patrona de Roma por el Papa Pío IX
Además, desde 1947, es la patrona de las enfermeras de la Cruz Roja, también el Santa patrona del distrito o contrada dell´Oca (en cuyo territorio tiene su casa) y del Dragón (en cuyo territorio está el santuario de San Domenico, al que asistió asiduamente). 
Tal cantidad de reconocimientos se debe a su naturaleza excepcional y su agitada vida. Incluso durante su corta vida atrajo y asombró a sus contemporáneos, extendiéndose rápidamente por toda Europa su imagen y de sus enseñanzas. 
A pesar de que carecía totalmente de la educación (aprendió a leer por sí misma, y más tarde a escribir), y ciertamente no ayudó su condición femenina (vivió en una época en que las mujeres no se consideraban en absoluto), Catalina fue nombrada maestra de un considerable número de discípulos como los círculos académicos eminentes, fue recibida y escuchada por papas, cardenales y reyes de toda Europa, y fue capaz de ejercer una acción decisiva para las autoridades políticas y religiosas más altas de la época . 
Es un hecho en sí mismo el milagro de que una mujer de origen humilde pudiera mantener en el siglo XIV una correspondencia política con los poderosos de la época, a los que se dirigió con fuerza de tono, sin perder su humildad habitual. 
La veneración a la Santa se extendió a nivel internacional, y desde 2000 se celebra en Siena un Festival Internacional en su honor, en el que una solemne procesión lleva la reliquia de su cabeza hacia la Catedral. 


Canonización de Catalina por el papa Pío II obra de Pinturicchio
Imagen Wikipedia


Catalina Benincasa, conocida como Santa Catalina de Siena, nació el 25 de marzo de 1347 en Roma, y falleció el 29 de abril de 1380. 
Fue considerada una de las grandes místicas de su siglo (Siglo XIV), y destacó asimismo su faceta de predicadora y escritora, así como su decisiva contribución al regreso del papado a Roma tras el exilio de Aviñón
Es una santa muy venerada y popular en fundaciones, iglesias y santuarios de la Orden dominicana.

Basilica di San Domenico

Basilica de San Domenico - Foto mikestravelguide com
Via Camporegio 2 (zona Fortezza Medicea)
Abierto de noviembre a abril: de 9-18 hs., y de mayo a octubre: de 7-19 hs.
 El ingreso es libre


La Basílica de San Domenico es una de las iglesias más importantes de Siena y está situada entre la plaza de San Domenico y Via della Sapienza
Construida en el siglo XIII, fue ampliada en el siglo siguiente. 
Contiene la santa reliquia de la cabeza de Catalina de Siena, dentro de una espléndida capilla renacentista construida para la ocasión. 
Los dominicos llegaron en Siena en el 1220, un año antes de la muerte de su fundador Domingo de Guzmán, y en 1225 recibieron la donación de estas tierras de Fortinbrás Malavolti. A continuación, erigieron entre 1226-1265 la iglesia, y luego en el curso del siglo XIV el edificio fue ampliado en el estilo gótico que vemos hoy en día. 
Fue construida en etapas y se terminó en 1465; sufrió varios incendios (1443, 1456 y 1531, después de ser restaurada por Domenico Cinquini). Además padeció una ocupación militar (1548-1552) y un terremoto (1798). 
Durante los siglos XVII y XVIII el complejo se sometió a numerosas refacciones de estilo barroco, con la adición de los altares laterales.


Bella vista de Siena paseando entre la Basilica de San Domenico y el Duomo
Foto randomthoughtsfrommidlife wordpress com

Después del terremoto de 1798, el campanario se redujo hasta su valor actual y fue equipado con las almenas de coronación actuales. Por razones similares de estabilidad, fueron cerrados el ojo central de la fachada frontal y las ventanas laterales. En la última intervención de 1941-1963, se eliminaron las superposiciones Barrocas, restaurando parte del estilo gótico antiguo y añadiendo las ventanas con Historias de Santa Catalina.


Interior de la Basílica de San Domenico
Foto de Ilce Harel en www trekearth com

En julio de 1925 el Papa Pío XI elevó la iglesia al rango de basílica menor. 
El edificio tiene planta de cruz egipcia, con una sola gran nave cubierta de cerchas expuestas, transepto también con cerchas y muchas capillas con bóvedas de crucería cavadas en la pared del fondo, terminando en una pared plana. 
La capilla central es similar a la otra del transepto en su forma, pero con una mayor altura, anchura y profundidad. 
La proyección vertical de la nave tiene dos plantas con altares en el primer piso y ventanas góticas con vitrales en el segundo. Las vidrieras son obra de Bruneo Saetti y Domenico Cantatore en la pared de la derecha, Fabrizio Clerici y Giorgio Quaroni en la izquierda y de Bruno Cassinari en el presbiterio.

Cappella di Santa Caterina - Foto www viaesiena it

Todas las paredes interiores fueron cubiertas después de la restauración realizada en el siglo XX, pero que fueron adornadas con numerosas pinturas, muchas de las cuales son de considerable interés. Junto a la pared derecha de la nave sobresale la Capilla de Santa Catalina, que recoge la cabeza-reliquia de la Santa, además de representar en sí misma un tesoro de arte renacentista.


Reliquia de la cabeza de Santa Caterina de Siena
Foto Wikipedia

A la Capilla de las Bóvedas, se accede desde la contrafachada de la iglesia, a través de dos grandes arcos sobre pilares, y se eleva por encima del suelo de la basílica. Era el lugar de oración de la Tercera Orden de Dominicos llamados Mantellate, y se remonta al siglo XIV. Se compone de dos tramos abovedados transversales que una vez fueron cerrados por un muro que separaba a nivel de la contrafachada, el entorno de la capilla de la nave de la iglesia. Hubo un tiempo en el que a la capilla sólo se accedía a través de una pequeña escalera a la altura de la bahía de la izquierda que todavía es visible hoy en día. La restauración del siglo XX eliminó la pared divisoria, y puso la amplia escalera de la derecha que permite el acceso a la capilla en la actualidad. 
En esta capilla Santa Catalina de Siena recibió el manto de los Mantellate, y fue vista varias veces en éxtasis, dijo de haber recitado varias veces los Salmos con Jesucristo, y de haber intercambiado con él su corazón, y de haberle dado la túnica en la semejanza del peregrino. 
Entre las pinturas presentes, tiene particular interés es el fresco en la pared posterior que se remonta al último cuarto del siglo XIV y que representa Caterina y una devota; se considera un verdadero retrato de la Santa pues su autor (Andrea Vanni) fue discípulo de ella, a quien tuvo oportunidad de ver varias veces.


Capilla delle Volte - Foto www viaesiena it

Las pinturas restantes datan del siglo XVII y describen todos los episodios de la vida de Santa Catalina o sus milagros post mortem. 
Los bancos de madera tallados del coro son de la época del Renacimiento.


Fresco con la imagen de Santa Caterina
en la Capilla de las Bóvedas
Obra de Andrea Vanni

Foto www viaesiena it

En los altares del lado izquierdo de la nave están las pinturas que representan a San Jacinto que se salva un incendio, una estatua de la Virgen y una ostensorio de Francesco Vanni, que datan del 1600 (primer altar), el segundo altar “el matrimonio místico de Santa Catalina de Alejandría” de Alexander Casolani y, en el tercer altar, San Antonio Abad que libera a un poseído de Rutilio Manetti, fechado en 1628 . También es interesante la predela que lleva quince pequeños paneles con los misterios del rosario, recientemente atribuida a Sodoma (principios del siglo XVI). 
En la pared derecha de la nave están: “la aparición de la Virgen al Beato Gallerani” de Stefano Volpi (1630), “la Natividad de la Virgen" de Alejandro Casolani (1585), y un relicario con reliquias de Santa Catalina. El lienzo de Casolani es considerado la obra maestra de este artista, e incluso la mejor pintura de Siena de la época. 
Además de la Capilla de Santa Caterina nos encontramos con la pintura de Sodoma del siglo XVI del “martirio de San Sebastián, Santa Catalina, San Segismundo, San Vicente Ferrer y Dios Padre”. La pintura en el centro data de 1375 y es una obra menor de Francesco di Vannuccio. Más adelante nos encontramos con la “Adoración del niño” pintada por Francesco di Giorgio en 1490 , complementado con bisel contemporáno de Matteo di Giovanni, que representa la “Piedad con San Miguel y María Magdalena”, y la tarima atribuida a Bernardino Fungai con cinco escenas de diferentes orígenes.


de Francesco di Giorgio Nativita di San Domenico di Siena - Foto Wikipedia

Se accede al crucero por un alto arco de medio punto que lo separa de la nave. 
El brazo derecho del crucero está decorado en la capilla del fondo por un altar barroco dedicado al Beato Ambrosio Sansedoni , en el centro con la pintura de Francesco Rustici, llamado "el Rustichino" (1611-1612). Las dos figuras de mármol de la izquierda y la derecha son, respectivamente, Santo Tomás de Aquino y el Beato Jacopo da Mevania. 
Hacia el centro, en la primera capilla hay un fresco monocromático interesante de principios del siglo XVI que se encontraba en una tumba bajo el suelo. 
La segunda capilla tiene un altar de mármol con un crucifijo en el centro y a los lados las dos figuras de Santa Bárbara y Santa María Magdalena, de la escuela de Juan de Bolonia (1595). En la misma pintoresca capilla hay una sucesión de tumbas en las paredes laterales, especialmente ligadas a los estudiantes y los Alemanes asistentes universitarios, que murieron entre los siglos XVI y XVII. 
La tercera capilla expone en la pared derecha de una pintura de “la Virgen y el Niño con San Jerónimo y San Juan Bautista” de Matteo di Giovanni (1476), y los frescos fragmentarios procedentes de la clausura. 
En la capilla central, el altar está embellecido por el copón y dos ángeles de Benedetto da Maiano (1475). Los lienzos detrás de él son “el Martirio de San Pedro de Verona” del Arcangelo Salimbeni (1579) y otras obras menores siglos XVII y XVIII. En un portal en la parte inferior se puede ver un notable panorama del centro de la ciudad. 
Continuando hacia la izquierda hay una capilla con “la crucifixión con los Santos Eugenio y Benedetto” di Raffaello Vanni (1649) y “San Antonio” en madera tallada por Francesco Valdambrino, un alumno de Jacopo della Quercia, y policromado por Martino di Bartolomé (1426). Por último, en la pared izquierda de la capilla, el fresco de “la Virgen con el Niño, San Juan Bautista y un caballero arrodillado”, de Pietro Lorenzetti separados del claustro del monasterio y el más importante de la basílica (alrededor de 1325). 
La siguiente capilla se presenta como la más monumental y decora el crucero con frescos de Giuseppe Nasini y estuco. En el centro se encuentra la gran Majestad de Guido da Siena (atribuible, a pesar de la fecha de 1221 alrededor de 1270 y repintado en los rostros de la Virgen y el Niño por un pintor Duccio). En las paredes laterales hay otras dos valiosas pinturas que representan, a la izquierda y derecha, respectivamente, “la Virgen y el Niño con los Santos Gregorio, Giacomo, Girolamo y Sebastian” con luneta de Benvenuto di Giovanni (1483) y “Santa Bárbara, con santa María Magdalena y Catalina de Alejandría” con friso que representa la Epifanía, una obra maestra de Matteo di Giovanni de 1479.


de Matteo di Giovanni Santa Barbara in trono e Adorazione dei Magi
Foto Wikipedia

En la séptima capilla en la pared izquierda hay un crucifijo de madera atribuido al Vecchieta (segunda mitad del siglo XV). 
En la pared opuesta a la sexta capilla, el monumento conmemorativo del siglo XIX de Giuseppe Pianigiani, ingeniero de Siena que diseñó, entre otras cosas, el ferrocarril de Siena-Empoli, tallado por Eneas Becheroni y Tito Sarrocchi (1855). 
En la parte inferior de la capilla del transepto izquierdo hay un altar dedicado a Santo Domingo, que se muestra en el centro con una pintura moderna de un pintor dominicano muy mediocre. Las dos figuras de mármol de la izquierda y la derecha son, respectivamente, Santa María Magdalena y Santa Catalina de Alejandría.
Desde la derecha del crucero se conduce a la sacristía , con una obra de referencia sobre el altar de Sodoma (Madonna en la gloria). Del otro lado “la gran multiplicación de los panes y los peces” de Mantua Ludovico Dondo (1635).
Al complejo también pertenece una cripta gótica del siglo XIV a la que se accede por una escalera al final del pasillo o en el lado izquierdo de la iglesia. Creada con los cimientos de la iglesia a principios del siglo XIV, fue posteriormente abandonada y destinada a usos profanos en el siglo XVI, hasta que fue restaurada y dedicada de nuevo en 1935.
Dividida por pilares en tres naves y ábsides abovedados, es el lugar en el que hoy se celebra la mayoría de los servicios religiosos, especialmente en el invierno pues tiene un clima más suave que el de la basílica anterior. En la gran sala está el crucifijo de Sano di Pietro, detrás del altar principal y la Crucifixión firmada y fechada en el 1600 por Ventura Salimbeni.


Cripta de la Basílica - Foto de Wiipedia

A la derecha de la fachada se encuentra la entrada al claustro, construido en 1425, restaurado y parcialmente reconstruido en 1941.

Santuario di Santa Caterina

Interior Santuario de Santa Caterina de Siena
Foto propia © All Rights Reserved
Dirección Via Costa di Sant'Antonio 6
A 250 mts de la Basilica di San Domenico
Horario de la Casa-Santuario de 9.30 - 19 hs.
Horario de la Iglesia del Crucifijo de 9,30-12,30 y de 15-19 hs
El ingreso es libre



El Santuario dedicado a Santa Catalina de Siena se encuentra sobre la Costa de San Antonio. Al gran santuario se accede a través del pórtico de neorrenacentista deseado antes de morir en 1939 por el obispo de la época, Mario Toccabelli, para celebrar la proclamación de Santa Catalina Benincasa patrona de Italia. Los trabajos fueron terminados, a causa de la guerra, en 1947. 
El complejo se compone de numerosos ambientes. 
La iglesia del Crucifijo fue construida entre 1614 y 1623 para mantener el crucifijo que tradicionalmente dio los estigmas de Santa Catalina de Siena: de la escuela de Pisa y Lucca, data del siglo XIII y está situado en el altar mayor. Este último fue diseñado por el escultor poco conocido Tommaso Redi y las pinturas son obra de Giuseppe Nasini.


Santuario de Santa Caterina - Foto www viaesiena it


Maravillosos son los frescos de la bóveda que representan la gloria y exaltación de Santa Catalina, una valiosa obra que Giuseppe Nicola Nasini hizo entre 1701 y 1703. 
En el crucero derecho se coloca un cuadro importante de Sebastiano Conca, mientras que en el de la izquierda, el altar es una pintura de Rutilio Manetti y Domenico
En el interior del Santuario, a lo largo de las paredes laterales se encuentran pinturas del siglo XVIII. 
Frente a la Iglesia del Crucifijo está el Oratorio de la cocina, así llamada porque en parte deriva de lo que fue la cocina de la familia Benincasa
La pala colocada en el altar (estigmas de Santa Catalina) es obra de finales del siglo XV realizada por Bernardino Fungai. Esta pintura también está equipada con una tarima hecha por el mismo Fungai, ampliada en 1567 por Bartolomeo Neroni, conocido como Riccio quién añadió un Padre Eterno flanqueado por dos profetas
A los lados de esta sala hay muchas pinturas de diferentes épocas, cuyas historias se refieren sobre todo a la vida de la santa. 
En el lado izquierdo de la entrada se ponen de relieve, en particular, las grandes palas de Pietro Sorri, Pomarancio y Lattanzio Bonastri; la otra es una reminiscencia de las obras de Alexander Casolani aún Pomarancio y Arcangelo Salimbeni
Por último, entre las obras colocadas en la pared del fondo, está el notable fresco del año 1600 de Francesco Vanni en representación de la canonización de Santa Catalina. 
Otro entorno abierto al bajar las escaleras del porche es el Oratorio de la Cámara. Permaneció sin adornos hasta finales del siglo XIX, y fue completamente renovado en 1874 por el arquitecto Pietro Marchetti. La habitación estaba decorada con murales fríos y académicos dedicados a la vida de la Santa: el autor fue asistido por Alessandro Franchi Gaetano Marinelli
En el altar también hay una mesa de Girolamo di Benvenuto que representa a Santa Catalina que recibe los estigmas del Crucifijo, y que se caracteriza por un color intenso, el trabajo puede ser datado en el siglo XVI. 
En este Oratorio encontramos un cubículo, ambiente pequeño y desnudo donde la tradición dice que la Santa descansó.

Interior del Santuario - Foto www scopriresiena it


*Te propongo disfrutar del siguiente video, en el que repasaremos las maravillas de Siena que hemos visto hasta ahora.


Fuentes: http://www.basilicacateriniana.com/ - https://it.wikipedia.org/ - http://www.scopriresiena.it/ 


Continuará...

8 comentarios:

  1. Sempre molto precisa e documentata nei tuoi post.
    Aspetto il prossimo. Ciao Patzy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Grazie, Sileno! Un grande abbraccio per te!

      Eliminar
  2. Muy documentada e ilustrada esta serie de entradas sobre Siena. La reliquia de santa Caterina impone un poco. Dejando al margen el sentido religioso, para el profano, parece sacada de una película de esas macabras y truculentas.
    Un saludo, Patzy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, creo que ya lo comentamos en otro post...A mí también me resulta profano eso de las reliquias. No sé como será en tu país, pero en Italia es muy frecuente encontrarse partes del cuerpo de un Santo distribuidas por las iglesias y basílicas...un culto religioso que no comparto, pero que es muy venerado y reiterado en aquellas tierras. Saludos, Cayetano!Gracias por tu visita.

      Eliminar
  3. En Siena estuve apenas un día y no pude visitar la Basílica. En esta entrada, con todos los detalles que nos diste es casi como si hubiese estado allí.
    Tante grazie, cara Patzy, con un forte abbraccio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo adoro Siena...fue una de las ciudades que más me impactó la primera vez que la ví. Igualmente, ya sabés, en estas ciudades-íconos, siempre te quedan cosas por conocer. Gran abrazo, Mirella!Grazie.

      Eliminar
  4. Un altro splendido post, a carattere enciclopedico, che testimonia la conoscenza del patrimonio artistico dell'Italia ed il tuo amore per questa terra.
    Un caro saluto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Grazie Guardiano. Tu sai che é cosi, che amo tantissimo la tua terra. Forte abbraccio.

      Eliminar