"...He visto más cosas de las que recuerdo, y recuerdo más cosas de las que he visto..."

Este no pretende ser un blog de viaje pero, sin embargo, es la consecuencia, o la razón, de un viaje soñado, que me permitió coleccionar una gran cantidad de fotos, información, leyendas y testimonios que consideré apropiados para compartir con otros que, como yo, adoren las maravillas que atesora este país: Italia.

Espero que lo disfruten:

BENVENUTI - ¡ BIENVENIDOS A MI BLOG ! - WELCOME

domingo, 23 de diciembre de 2012

MODIGLIANI, figlio di Livorno


Amedeo Clemente Modigliani fue un pintor y escultor italiano, arquetipo del artista bohemio, perteneciente a la denominada Escuela de París, que nació en Livorno, el 12 de julio de 1884 y murió en París el 24 de enero de 1920.


"Livorno, paese di Modigliani" by Patzyar

Seductor, enamoradizo e irascible, a Modigliani se le imputa haber vivido una vida disipada pero, sin embrago, esto se debió más a la vida miserable que padeció y a la insatisfacción de su búsqueda artística, que al vicio en sí. Murió joven, con apenas 35 años, víctima de tuberculosis, del hashish, del alcohol, de la frustración y de la pobreza , y a su partida se le sumó la de Jeanne Hébuterne, su amante que, embarazada de su segundo hijo, no soportó el dolor por la muerte de Amedeo, y se suicidó arrojándose desde el quinto piso del departamento de sus padres.
Hoy los dos descansan en el cementerio de Père Lachaise en París.


La sencillez de líneas y la pureza de los rostros en los retratos de Modigliani, aportaron a sus creaciones una singular inspiración que hizo de él una de las grandes personalidades de la pintura de principios del siglo XX.

«Nu assis sur un divan (La Belle Romaine)»,
fue una pintura de Modiglinai que logró
un precio récord de venta
al subastarse a 68,9 millones de dólares
en la sede de Sotheby’s en Nueva York.

 Sus cuadros más famosos son los retratos, a los que pintaba con “ojos eternos”, sin pupilas. Su pincel creaba primero la cara, el cuello, y finalmente el fondo. Caras ovaladas, alargadas, inspiradas en máscaras africanas con cuellos distorsionados y cuerpos estilizados sus personajes apenas contrastan con los colores cálidos que los enmarcan . No hay expresión, ni una pincelada de más, Modigliani reduce la información con el objeto de alcanzar el balance perfecto que trasciende en una calma que atraviesa la mirada vacía de la modelo.
Su forma de dibujar, dijo Cocteau, era “una conversación silenciosa”. Pocos pintores del siglo XX fueron tan conspicuos en su estilo y tan impermeables al aire de los tiempos (y las modas). Los personajes del mundo Modigliani se parecen, como si el artista se apropiase del alma de los retratados, dándoles a todos la semblanza de su propia y enfermiza melancolía.
Desde 1915 hasta 1920, año de su muerte, Modigliani realizó su obra más significativa, constituida mayoritariamente por retratos y desnudos femeninos. Los retratos son a menudo de amigos y personajes conocidos como Max Jacobs (1916) o Jacques Lipchitz y su mujer (1917), pero frecuentemente representan a personajes anónimos como La criadita (1916).

Retrato de Max Jacobs de Amedeo Modigliani

Sin embargo es curioso que Amedeo se creyera más escultor que pintor. “Scultore” , le escribía su madre... La influencia del arte primitivo se manifiesta especialmente en sus esculturas. Sus cabezas en piedra son poco conocidas, pero es allí donde observamos al maestro que recupera la tradición greco-romana de las cariátides.
Dicen que Amedeo, o Modi, como le llamaban sus amigos, buscaba en las cercanas construcciones del metro la materia prima para sus obras, para luego abandonar su creación que sería enterrada bajo los cimientos de una nueva edificación. Se dice que en una ocasión el escultor arrojó sus obras al Río Arno después de haber cincelado la roca durante toda la noche para luego irse de fiesta. Su práctica escultórica fue determinante para la configuración de su pintura. Las estatuas que han sobrevivido (unas veinticinco) no se ajustan a ninguna de las dos tendencias predominantes en la época (cubismo y futurismo); en ellas se encuentra un alto grado de sentido plástico, una solidez en las formas y una tendencia hacia el ritmo y la esquematización que también son características de su pintura.


MODIGLIANI, LA PELÍCULA


En el año: 2004 se estrenó una película de origen inglés, con dirección de Mick Davis y la actuación principal de Andy García, como Modigliani, cuya trama se desarrolla en la segunda década del París de 1900, en la que el pintor trata de ganar una posición más privilegiada entre los artistas contemporáneos, entre los cuales estaba Pablo Picasso, su principal rival. Picasso era, en aquel momento, un artista plenamente consagrado y acomodado, mientras que Modigliani, joven bohemio y sin reconocimiento alguno, vivía una vida al límite de la autodestrucción.
Modigliani se enamora de Jeanne Hébuterne que pronto queda embarazada. Sin embargo, los padres de ella no creían que el artista pudiera ser un padre para el niño que estaba por llegar, sólo por el hecho de ser este Judío. Entonces Modigliani se debe esforzar doblemente con sus obras, no sólo por sí mismo sino, también, por su hijo y su familia.
A pesar de no haber contado con el favor de los críticos en su momento, la película es interesante por los elementos didácticos que contiene respecto de ese período de la pintura en Francia (de destacar la recreación que se hace del ambiente artístico de la Escuela de París), además de ser entretenida y correcta desde el propio guión hasta la ambientación, pasando por una música y una fotografía que no la dejan mal parada.


“Cuando conozca tu alma, pintaré tus ojos!”, le dijo Modi a su mujer…y en esta escena del final de la película, simultáneamente con un ataque sufrido por el artista en pleno estado de ebriedad, se descubre en una exposición la tela de su autoría en la que, Amedeo, había pintado, finalmente, el retrato de Jeanne, con enormes ojos celestes.



Algunas escenas de la película, musicalizadas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada